A lo largo de la larga vida de nuestra página siempre hemos tenido buena gente dispuesta a ayudar y a compartir sus experiencias con el resto de usuarios que empezaban, como todos, siendo novatos para convertirse en gurús con el transcurso del tiempo. Han pasado de todo de profesiones , desde el informático-minero-productor musical Finger (el fundador de PcDeMaNo) hasta economistas pasando por químico-informáticos, gerentes de empresa de logística, publicistas y estudiantes de medicina… hoy convertidos finalmente en flamantes médicos de cirugía estética.

Hablando del Rey de Roma (o sea el rubiales “zevillano” Doctor Muri) hace años … más exactamente la friolera de 14, nos hizo la revisión de una de las primeras gafas de realidad virtual existentes en el mundo / mundial. Las GAFAS RIMAX VIRTUAL VISION 2.0 conectables a un euroconector y con una equivalente a una pantalla de 36″ no acabaron gustándole al no poder reajustar la distancia interpupilar.

Aunque nosotros no acabábamos de valorar suficientemente esta variable debe ser muy importante ya que ahora en la gafas Cinera Edge que tanto éxito están teniendo en kickstarter es uan de las características sobre la que más se valora.

Por orta parte gracias al uso de paneles micro-OLED han conseguido que la definición que notamos es algo más que 2,5K, con nada menos que 3.515 puntos por pulgada, siete veces más que un iPhone 11 Pro.

Y gracias a la realidad virtual lo vamos a ver todo en una pantalla de 1.200 pulgadas como si la contemplásemos a 20 metros de distancia. Con un ángulo de visión de 66 grados, muy cercano a los 70 grados de una pantalla IMAX.

Las lentes tienen ajuste IPD por hardware, es decir, se pueden separar o juntar para colocarlas exactamente en el centro de los ojos de cada persona. E incluso se puede graduar las dioptrías en tiempo real con un botón, para que las personas que usan gafas no las necesiten mientras ven la película.

Para obtener la experiencia completa posee 4 altavoces independientes en cada auricular, con lo que se obtiene sonido Dolby Digital 5.1 certificado.

00La versión básica sin HDMI ni Dolby Digital cuesta 400 euros, un 45% más barata que cuando se ponga a la venta en tiendas, en diciembre. La versión Pro, con estos dos complementos y más memoria, sube a los 489 euros.

500
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios