El test de Snellen es una prueba diseñada para evaluar la agudeza visual. Recibe el nombre en honor del oftalmólogo neerlandés Herman Snellen, quien diseñó la prueba en 1862… y aún se sigue utilizando.

Ahora investigadores de la Universidad de Stanford han desarrollado una prueba de visión en línea, impulsada por inteligencia artificial, que produce diagnósticos mucho más precisos que la hoja de letras mayúsculas que hemos estado observando desde el siglo XIX.

Nada más que entrar en la correspondiente página web los usuarios primero calibran el tamaño de su pantalla ajustando un cuadro en una página web al tamaño de una tarjeta de crédito.

Después de ingresar la distancia que están desde la pantalla, la prueba muestra una «E» en una de las cuatro orientaciones.

Basado en la respuesta, el algoritmo realiza unos cálculos estadísticos para hacer una predicción de una puntuación de visión, similar a cómo las IA hacen una lista de reproducción basada en sus artistas favoritos, o qué anuncios mostrar en función de lo que hizo clic anteriormente.

A medida que avanza la prueba, el algoritmo puede hacer una predicción más precisa sobre el puntaje.

La prueba hace 20 preguntas por ojo y tarda un par de minutos en completarse.

El principal problema que he visto para que los resultados sean fiables es la elevada distancia a la que te debes colocar de la pantalla. En un monitor normal (no 4K, desde luego) y a una distancia de 1-2 metros algunas “E” salen tan minúsculas que apenas tienen un par de pixels de tamaño sad

359
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios