Hace un par de años os contábamos los problemas que tienen (entre otros, las petroleras) para enviar datos desde el fondo del mar ya que el agua no es amiga de permitir el envío de ondas de radio a su través.

De ahí la propuesta del MIT de utilización de ondas acústicas, sonar, desde las profundidades hasta una boya de la superficie y desde ahí utilizando comunicaciones inalámbrica estándar hasta donde hiciera falta.

Ahora bien aunque dicho sistema es válido para su empleo con subamrinos o similar no está al alcance de humildes submarinistas y de ahí el interés Aqua-Fi.

Como su nombre indica Aqua-Fi pretende ser el equivalente submarino de la WiFi!

El nuevo sistema funciona básicamente cuando el buzo empieza enviando datos (fotos o vídeos) desde su smartphone (contenido en una carcasa hermética). Los datos se transmiten como ondas de radio hasta un dispositivo montado en los tanques de aire del submarinista.

Con ayuda de una microcomputadora (tipo RPi) dicha información se digitaliza siendo enviados dichos pulsos posteriormente hacia la superficie, utilizando un láser integrado de 520 nanómetros o una matriz de LED verdes: los LED podrían enviar los datos a distancias relativamente cortas con poca potencia, mientras que el láser podría enviarlos más lejos pero usaría más energía para hacerlo.

En la parte inferior del barco se situarían los correspondientes detectores lumínicos que se encargarían de recibir y descodificar la información recibida emitiéndola posteriormente vía satélite, por ejemplo.

646
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios