Un grupo de investigadores de Hong Kong acaban de desarrollar un ojo artificial que imita la estructura del ojo humano y su funcionamiento cual retina humana, es tan sensible a la luz y tiene un tiempo de reacción más rápido que un globo ocular real.

El ElectroChemical EYE (EC-EYE) es de un tamaño comparable a un ojo humano, con poco más de dos centímetros de diámetro, tiene varios mini sensores que reflejan las células fotorreceptoras como los ojos reales.

Todo está dispuesto en una membrana de óxido de aluminio (Al2O3) y tungsteno con forma de media esfera y sellados en tubos de goma.

Los expertos alinearon una membrana curva de óxido de aluminio con pequeños sensores hechos de perovskita, un material sensible a la luz empleado en las células solares.

Los nanocables extremadamente sensibles a la luz imitan la corteza visual del cerebro transmitiendo la información visual reunida por estos sensores a un computador para su procesamiento.

Estos cables son tan sensibles que podrían superar el rango de longitud de onda óptica del ojo humano, lo que le permite responder a longitudes de onda de 800 nanómetros, el umbral entre la luz visual y la radiación infrarroja con lo que se podrían ver cosas en la oscuridad cuando el ojo humano es incapaz.

Además, los científicos también afirman que puede reaccionar cambios en la luz más rápido que el ojo humano real. Se ajusta a las condiciones cambiantes en una fracción del tiempo de aproximadamente 30 a 40 milisegundos, en lugar de 40 a 150 milisegundos.

691
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x