En la universidad sueca de Charmers acaban de crear un nuevo material, parecido al caucho y con un conjunto único de propiedades, que podría actuar como sustituto del tejido humano en algunas intervenciones quirúrgicas para implantes.

La base del material es la misma que la del plexiglás o polimetilmetacrilato, un material que es común en aplicaciones de tecnología médica.

Mediante el rediseño de su composición, y a través de un proceso llamado nanoestructuración, los investigadores dieron al nuevo material una combinación única de propiedades.

La intención inicial de los investigadores era producir un material duro parecido al hueso, pero finalmente optaron por desarrollar un material muy blando, flexible y elástico.

El material se puede inyectar a través de una cánula estándar como un fluido viscoso, para que forme sus propias estructuras elásticas dentro del cuerpo.

O bien, el material también puede imprimirse en 3D en estructuras específicas según se requiera.

Hay muchas enfermedades en las que el cartílago se deteriora y se produce fricción entre los huesos, causando un gran dolor a la persona afectada.

401
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x