Grafeno, computación cuántica o impresión 3D son unas de esas tecnologías que prometían cambiar el mundo en los próximos años. Seguro que los buenos observadores habrán notado que falta una tecnología «habilitadora» que habrá dado muchas alegrías a los primeros que apostaron por ella y al resto, que llegamos tarde, la observamos a distancia y con desconfianza… el BITCOIN.

El diseño original de Bitcoin incluye que la recompensa que recibe cada minero por añadir un bloque a la cadena de blockchain disminuye con el paso del tiempo.

Esta disminución, en lugar de ser gradual, se produce de forma abrupta dividiendo por la mitad la recompensa cuando se llega a un número de bloques… o sea el halving. Está calculado para que suceda cada 210.000 bloques que es el equivalente a 4 años.

Así desde su inicio en 2009 este evento ha sucedido 2 veces:

En 2012 la recompensa pasó de 50 a 25BTC

En 2016 pasó a 12,5BTC.

Y en 2020, se reducirá a 6,75BTC a mediados de mayo.

No está claro como será el impacto en el mercado, las anteriores veces que sucedió hubo un aumento del valor de bitcoin bastante grande por lo que se especula que puede dispararse el precio y llegar a 100K$ o incluso 1M$.

Si esto no sucede es posible que muchos mineros tengan problemas de rentabilidad.

En cualquier caso, las opiniones hay que tomarlas con mucha cautela, ya que en muchos casos vienen de actores con intereses en ese mercado y que intentan animar a la inversión.

Este es uno de los artículos en los que se explica.

628
Suscribirse
Notificación
2 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
2
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x