La tecnología de reconocimiento facial no es precisamente un fenómeno nuevo, ni tampoco lo es la biometría, a pesar de todos los titulares recientes. Los primeros experimentos con esta tecnología se remontan a la década de 1960, aunque, en aquel entonces, la investigación para comenzar con su desarrollo se mantuvo en secreto.

Aunque sin duda ya es algo común, el software de reconocimiento facial apenas está comenzando y le falta mucho para llegar a la cima… y se da el hecho curioso de que hasta en 30 iglesias repartidas por el mundo utilizan el software Churchix para saber quién va a misa!.

La tecnología ha avanzado de tal forma que ya es posible no solo desbloquear un smartphone a través de nuestro rostro, sino que se puede abrir una cuenta bancaria mediante un selfie. La biometría es una tecnología disruptiva y como tal va a cambiar el entorno que conocíamos hasta ahora. Cuando el uso de esta tecnología se extienda ya no será necesario utilizar contraseñas para acceder a los sistemas bancarios ni para el control de accesos en instituciones o en infraestructuras como aeropuertos, estaciones ferroviarias, etc. Las posibilidades de aplicación son infinitas… y los problemas que puede acarrear también.

Cientos de agencias en Estados Unidos están utilizando un sistema que busca a posibles sospechosos a partir de miles de millones de fotos eliminadas de Internet, utilizando la tecnología reconocimiento facial por la empresa ClearView AI.

El sistema Clearview se basa en una base de datos de más de tres mil millones de imágenes eliminadas de Internet, un proceso que puede haber violado los términos de servicio de los sitios web. Los organismos encargados de hacer cumplir la ley pueden subir fotos de cualquier persona de interés de sus casos, y el sistema devuelve imágenes coincidentes de Internet, junto con enlaces a donde se alojan estas imágenes, como los perfiles de redes sociales.

The New York Times, indicó que el sistema ya ha ayudado a la policía a resolver crímenes que incluyen robos en tiendas, identificación de robos, fraudes con tarjetas de crédito, asesinatos y explotación sexual infantil. En un caso, la Policía del Estado de Indiana pudo resolver un caso en 20 minutos utilizando la aplicación.

No obstante, el uso de algoritmos de reconocimiento facial por parte de la policía conlleva riesgos. Los falsos positivos pueden incriminar a las personas equivocadas, y los defensores de la privacidad temen que su uso pueda ayudar a crear un estado de vigilancia policial.

Según los informes, los departamentos de policía han utilizado imágenes manipuladas que podrían conducir a arrestos injustos, y un estudio federal ha descubierto “evidencia empírica” ​​de sesgo en los sistemas de reconocimiento facial.

También es conocido que el uso del reconocimiento del rostro en China y, por ejemplo, desde finales del pasado año por ley las empresas de telecomunicaciones están obligadas a registrar los parámetros biométricos faciales del usuario de cualquier teléfono móvil nuevo, lo que incrementa el control del Estado sobre la población y su uso de Internet.

En medio del creciente debate sobre los riesgos de privacidad que conlleva el uso de la tecnología de reconocimiento facial por parte de los gobiernos, la ciudad de San Francisco se ha convertido en la primera del mundo en prohibir su utilización hasta que se disponga de un plan más riguroso de supervisión de otras tecnologías de vigilancia, incluyendo cámaras de tránsito y lectores de matrículas.

En esta línea, según el borrador del Libro Blanco sobre Inteligencia Artificial (IA) que se está preparando en la Unión Europea se plantea la posibilidad de prohibir el uso del reconocimiento facial en los lugares públicos durante un período de tiempo de entre tres y cinco años.

Y vosotros ¿qué opináis? El reconocimienfo facial ¿tiene más problemas que ventajas?

358
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
2
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x