Los que tenéis mascotas seguro que os sonará el problema de la ansiedad, sobre todo de los perros cuando se quedan solos mientras la familia está trabajando fuera de casa.

Solo hace falta ver a nuestra “huski” lo loca que se pone cuando volvemos por la tarde. Me temo que algún día le va a dar un ataque al corazón ya que no es normal ver como se tira por el suelo, salta, jadea, etc. Al menos con los años ha dejado de comerse las puertas y ahora tan solo va probando todas las camas, retirando colchas y edredones para meterse entre las sábanas 😉

Aunque cuando era pequeña tuvimos un “entrenador” a él le hecía caso pero del resto pasa. Seguro que de haber alargado su período de entrenamiento quizás habríamos conseguido algo aunque la fama de perros “nórdicos” dice que son bastante brutos y amantes de la manada.

También la Inteligencia Artificial podría ayudarnos a resolver los problemas con Yuna y la empresa Companion utilizando TensorFlow está empezando a comercializar un servicio para el entrenamiento de perros basado en AI.

Empleando visión artificial es capaz de interactuar con el perro (en ausencia de personas) detectando sus reacciones ante órdenes (sencillas) preprogramadas gratificándole con la correspondiente “chuche” cuando se porta bien. Es decir, lo mismo que hacemos los humanos un par de veces al día… pero sin parar hasta que el perro aprende … o se aburre.

Companion Pro estará disponible a partir de mediados de año a un precio comprendido entre 250$ y 500$ en función de si lo quieres emplear para entrenar a un único perro o lo quieres emplear para más de uno. Visto lo que nos costó el “entrenador personal” de Yuna no parece un precio caro si consiguiésemos educarla en un tiempo corto.

160
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios