Rendimiento

Evidentemente el principal (y único) cometido de un repetidor es ampliar la señal WiFi a lugares a los que nos llegaría una señal suficiente como podría ser por ejemplo al tener el router en el salón y dos pisos más arriba un PC/portátil que queremos conectar a Internet.

Si bien nosotros, hasta la fecha, teníamos resuelto el problema gracias a un PLC /HomePlug hemos querido comprobar la eficacia de un repetidor moderno por lo que hemos medido la velocidad de acceso a Internet (con la propia herramienta de Google en su navegador.

Por ejemplo, hemos colocado el REPEATER en la buhardilla conectándonos a la red WiFi propia del router del salón que sin repetidor no es utilizable con nuestro PC. Al conectar el repetidor, el indicador de señal WiFi pasa de 0 al máximo de rayitas y la velocidad de 0 a casi 14 lo que es un gran avance ¿no?

 


Sin embargo, conectando vía PLC el router del salón al router inalámbrico de Sitecom que tenemos en la buhardilla conseguimos casi 50 Mbps conectándonos vía WiFi desde el mismo PC.

 

Si en lugar de conectarnos vía WiFi utilizamos la conexión cableada entre el PC y el switch que tenemos en la buhardilla (conectado vía PLC al router del salón) llegamos a los 75 Mbps que es la velocidad normal a la que nos conectamos.

 


Ahora bien si colocamos el repetidor en un piso intermedio y por tanto con mayor facilidad para conectarse él al router del salón conseguimos con facilidad los 50 Mbps lo que nos confirmaría que no habríamos necesitado un PLC (y un segundo router inalámbrico) si solo quisiéramos conectar por ejemplo dispositivos móviles.

 

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación
A %d blogueros les gusta esto: