Una vez puesta la protección es perfecta recordándonos a las fundas que durante tanto años habíamos venido utilizando para proteger a nuestros teléfonos (y mucho antes a nuestras PDAs).

Siguiendo el diseño de la mayoría de estas fundas, también ShieldOnCase utiliza el truco de utilizar una pieza de plástico termoformado para sujetar firmemente al que va pegado la funda de cuero.

El acceso a conectores de la parte inferior y a los botones laterales sin problema alguno.

Incluso se puede utilizar como “pedestal” para poner el iPhone en posición apaisada y poder ver cómodamente, por ejemplo, una peli… aunque al ser el iPhone tan pequeño no parece muy estable.

Otra cosa buena que tiene este tipo de fundas frente a las “traseras” es la posibilidad de llevar tarjetas de crédito e incluso billetes en su interior. Aunque hay modelos de fundas traseras con una especie de “mochila” para las tarjetas es de suponer que dificultarán la carga inalámbrica si es que antes no se han desmagnetizado las tarjetas, claro sad

Al ir a realizar la prueba final de carga inalámbrica nos hemos llevado la última sorpresa. No conseguíamos separarla del soporte de Sharkoon! Misterio resuelto: Aparte del imán para el cierre de la parte superior de la tapa debe llevar otro aún más potente recubriendo toda (o parte) de la trasera.

Última prueba y NO RECOMENDABLE! Poner el iPhone en la puerta del frigorífico y ver que se mantiene desafiando la ley de la gravedad!

2411
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios