Aunque para muchos el concepto de control mental esté relacionado con la “manipulación mental”… o el “lavado de cerebro” aquí nos referiremos al empleo de las señales eléctricas que llegan al cerebro para actuar sobre extremidades, etc de una forma consciente.

Es un tema sobre el que se lleva trabajando desde hace años pero siempre existía el problema de disponer de señales eléctricas suficientemente elevadas para poder ser medidas correctamente. Ahora, en el departamento de biomecánica de la Universidad de Michigan han logrado registrar señales nerviosas con una intensidad de milivoltios, mucho más alta que la de cualquier estudio previo.

El procedimiento para el implante requiere que uno de los nervios periféricos de la persona amputada sea cortado y cosido al músculo. A medida que la zona cicatriza, va desarrollando nervios y vasos sanguíneos durante tres meses. Luego los electrodos se implantan electrodos dicha zona, lo que permite registrar una señal nerviosa y pasarla a la mano protésica en tiempo real. Las señales se convierten en movimientos mediante algoritmos de aprendizaje automático (machine learning / ML).

Las personas amputadas con mano protésica pudieron controlar por separado cada uno de sus dedos y girar los pulgares, independientemente de cuándo perdieron su extremidad. Sus señales nerviosas se registraron durante unos minutos para calibrar los algoritmos a sus señales individuales, pero después de eso, cada implante funcionó de inmediato y no hizo falta recalibrarlos durante los 300 días que duró la prueba.

103
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios