No sé vosotros pero a mí me parece que la moda de los tatuajes están en auge y cada vez veo a más gente tatuada a todo colorín y “destrozando” su piel.

Para los que quieran disfrutar de un tatu sin necesidad de sufrir los pinchazos o para los que se aburren de todo en poco tiempo y qerrían que se borrasen de forma milagrosa en un par de días … ya hay una solución.

Prinker es una impresora de inyección de tinta en miniatura, autónoma y conectada a una tableta o smartphone por bluetooth. Este dispositivo permite aplicar cualquier tipo de dibujo o mensaje en color directamente sobre la piel en unos segundos.

Prinker utiliza una tinta especial no tóxica fabricada a partir de ingredientes cosméticos certificados. Es resistente al agua así que puede usarse en la piscina o en fiestas veraniegas. Aguanta hasta tres días, aunque se elimina con agua y jabón en cualquier momento.

Se puede usar un número ilimitado de colores, y la impresión es prácticamente instantánea, tal como se ve en el vídeo. Como una impresora de papel parte de tres colores primarios (amarillo, cian y magenta) y la mezcla correcta es la que produce miles de colores.

Al tratarse de tatuajes temporales que se quitan con jabón, se amplía su uso. Pueden utilizarse en fiestas, discotecas, eventos deportivos, cumpleaños, campañas publicitarias … y aunque puedes compprarla por 500 EUR también se puede alquilar por días o para ciertos eventos.

134
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios