Mucho han mejorado los productos de los chinos de Mobvoy desde que lanzaron a través de crowdfunding su Ticwatch S que no nos gustó y debe estar por ahí perdido en algún cajón de la casa. Tampoco el TicWatch Pro que lanzaron después con la adición de una segunda pantalla de tinta electrónica consiguió hacernos cambiar de opinión.

Sin embargo con el lanzamiento el pasado mes de su TicWatch Pro 4G estaríamos hablando de un smartwatch interesante y no solo porque dispone de conectividad de datos sin la esclavitud de ir “colgado” de un móvil. También disponer de 1GB de RAM resulta imprescindible para mover Wear OS con soltura.

Esto es más o menos lo que debe haber pensado la gente de Fossil ya que también han duplicado hasta 1 GB la RAM de su reloj que utiliza, por otra parte, el nuevo procesador Snapdragon3100.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación