Esta mañana leía por ahí que un científico es un estudiante toda su vida y mi curiosidad y ganas de aprender se van acrecentando con el tiempo.

Todavía recuerdo mi últimas etapas como investigador en la petrolera y nuestros proyectos (más bien ideas) para aprovechar el flujo de coches por la M-30, por ejemplo, para la recarga de los mismos o para la iluminación de la carretera, por ejemplo.

Ahora se las han adelantado la empresa japonesa Sumitomo inventando su Energy Harvester, un pequeño dispositivo de forma cuadrada montado en la cara interior de la banda de rodadura. El aparato aprovecha la electricidad estática que genera la carga por fricción, producida por la constante deformación de la goma.

Dentro del Energy Harvester hay dos capas de caucho, cada una cubierta con electrodos. Asimismo, incorpora una película con carga negativa que se interconecta con una película con carga positiva. Cuando se fija al interior de una carcasa de neumático convencional, genera electricidad a medida que el neumático se deforma durante la rotación.

Pese a las múltiples frenadas, aceleraciones, giros y badenes que se experimentan en cada viaje, la cantidad de energía es marginal, por lo que no podría suministrar una pantalla táctil ni menos aumentar los kilómetros recorridos.

A pesar de todo la invención es irrelevante ya que en el corto plazo, se supone que podría alimentar al sistema de monitorización de presión de inflado. Los investigadores creen que en el futuro permitiría que los neumáticos comuniquen más información a la unidad de control de tu coche.

93
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
2 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios