Debo reconocer que me siguen gustando las cosas sencillas, ligeras y pequeñas. A pesar de todo me parece que el ansia de miniaturización está volviendo “majara” a más de uno y si no que se lo digan al joven Paul Klinger.

Entre sus últimos “inventos” acaba de publicar toda la información ncesaria para construir su TinyPC que no es ni más ni menos que una miniconsola de juegos. Su minúscula pantalla es de tan solo 128×64 pixels de resolución y gracias a un mini joystick también impreso 3D permite jugar al clásico snake, lunar lander, breakout, game of life, etc.

Pero no contento con este prodigio Paul ha decidido hacerlo más difícil y fabricar su propio ThinkTiny o sea un ordenador portátil en miniatura con la misma pantalla que en el caso anterior pero a imagen y semejanza de mi potente portátil del trabajo el Lenovo Thinpad, por ejemplo.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación