Alguno de nuestros usuarios ya ha sufrido los problemas del efecto 2000 de los dispositivos GPS y desde primeros de abril tienen problemas. Más que de localización son errores en las fechas que aparecen indicadas en las medidas y cuya única solución es utilizar un “Firmware” modificado siempre que el fabricante del GPS (normalmente chino) se haya molestado en preparar la actualización necesaria.

Apple, que como siempre va por libre, acaba de anunciar que sus iPhones e iPADs más antiguos podrían correr la misma suerte y partir del 3 de noviembre, se verán afectados por el ‘efecto 2000’ del GPS, que implica que el sistema deje de funcionar ya que solo es capaz de contar el tiempo de manera precisa durante 1.024 semanas, es decir, 20 años, y vuelve a contar de nuevo desde cero. Este recuento implica que el calculo de la fecha, la hora y la geolocalización de los dispositivos GPS se verán afectados.

Con el fin de que los dispositivos hasta el iPhone 4S puedan seguir funcionando sin verse afectados por las alteraciones de estas funciones, Apple ha parcheado los sistemas operativos iOS 9.3.6 e iOS 10.3.4. Estos cambios del sistema también facilitan que las aplicaciones que dependan de estas funciones no se vean interrumpidas.

Los dispositivos que podrán disfrutar del iOS 9.3.6 serán el iPhone 4s, el iPad mini de primera generación (WiFi + datos), el iPad 2 (WiFi + datos) y el iPad de tercera generación (WiFi + datos). Por otro lado, el iPhone 5 y el iPad de cuarta generación (WiFi + datos) podrán disponer de la nueva versión del iOS 10.3.4.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación