Aunque Metafly puede volar no es un dron ya que dispone de alas para volar como un ave y realizar maniobras. Este mecanismo se basa en la biomimética, que utiliza métodos sintéticos para imitar los movimientos naturales de las alas de un de un pájaro en sus vuelos.

Puede volar rápido, lento, dando vueltas y maniobrar tanto en espacios pequeños, grandes o en el exterior pudiéndose personalizar las características del vuelo ajustando el ángulo de la cola.

El aleteo del ala se controla a través de un motorcito alimentado por una batería recargable de polímero de litio y gracias a un mando inalámbrico, con un alcance máximo de 100 metros, se puede controlar el vuelo.

El “bicho” pesa tan solo 10 gramos y 19 centímetros de envergadura y si se estrella no se romperá ya que sus alas y patas están compuestas por fibra de carbono, polímero de cristal líquido y polipropileno teniendo un parachoques delantero y trasero que lo protege.

Actualmente está en Indiegogo tras el éxito obtenido unos meses anteriores en kickstarter

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación