Aunque últimamente no me ha tocado “importar” datos desde documentos escritos la verdad es que todavía recuerdo la panzada que me daba para teclear grandes listas de numerajos de las hojas de operación de refinería, por ejemplo para hacer mis primeros pinitos en el tema de estadística multivariante.

Ahora habría sido mucho menos pesado simplemente teniendo un teléfono Android y utilizando Excel de Microsoft.

Ahora ya es posible con Android (y próximamente también con los iPhones) hacer una foto de cualquier tabla de datos importándolos en Excel y con la ventaja adicional de que si hay caracteres que no entiende (o que están en blanco y espera que hubiese datos) te los marca pudiendo editar tú los mismos.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación