Mucho ha cambiado Microsoft desde aquellos tiempos que consideraba a Linux como el demonio. Ahora con MacOS de capa caída, M$ quiere volver a ser el rey de los sistemas operativos “acercándose” a Linux.

Si ya en el 2016 con el lanzamiento de la  “Actualización de aniversario” para Windows 10 se lanzó WSL que “únicamente” era un interfaz que simula un kernel de Linux (sin contener código de Linux propiamente dicho),3​ el cual puede correr aplicaciones de espacio de usuario GNU.

Sin embargo, ayer mismo se anunció la nueva WSL2 que saldrá a mediados del próximo mes de junio y utiliza tecnología de virtualización disponiendo de su propio kernel. Además de conseguir de esa forma el uso sin problemas de los dockers que tan de moda se están poniendo últimamente la velocidad de ejecución de las tareas aumentará de forma sustancial (entre 2 y 5 veces) comparando con la de la “vieja” WSL.

Por otra parte, para las mismas fechas M$ lanzará su Windows Terminal que hará las delicias de los que empezamos con MS-DOS y echamos de menos tirar de comandos de texto en lugar de usar tanta ventanita smile

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación