A primeros de años nos hacíamos eco del despido fulminante del personal robótico de un hotel japonés que los tenía contratados desde el 2015. Por mucho interés que los velociraptores tenían en hacer su trabajo lo mejor posible al final resultaba más caro modificarlos que contratar a humanos… por lo que acabaron en el chatarrero sad

A pesar de todo, los japoneses siguen intentando encontrar el espacio de los robots en su sociedad y por ello ahora han creado a Mindar, robot que está en el templo Kodaiji, la cual predica las enseñanzas de Buda inspirada en la Diosa de la Misericordia, Kannon Bodhisattva; mide 1.80 metors de altura y tiene un peso de 60 kilos, está hecha de aluminio y su cara es de silicona al igual que sus manos.

585
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x