Es bien sabido que el Bus Universal en Serie (BUS) (en inglés: Universal Serial Bus), más conocido por la sigla USB, es un bus de comunicaciones que sigue un estándar que define los cables, conectores y protocolos usados en un bus para conectar, comunicar y proveer de alimentación eléctrica entre computadoras, periféricos y dispositivos electrónicos.

La primera especificación completa 1.0 se publicó en 1996, pero en 1998 con la especificación 1.1 comenzó a usarse de forma masiva. El pasado verano se anunció el nuevo USB 3.2 que todavía está en fase de certificación y debería aparecer durante este año 2019 permitiendo transferencias de 20 Gbps.

En paraleo y por sorpresa el USB Promoter Group capitaneado por Intel está dispuesto a duplicar hasta 40 Gbps con su nuevo USB 4 que hereda lo mejor del Thunderbolt 3 con el que será compatible además de con las “lentas” USB 2.0 y la nueva USB 3.2

Este nuevo estándar estará listo de cara a mediados de este mismo año, y mantendrá por supuesto las capacidades de transmisión de energía de hasta 100 W, el uso de tarjetas gráficas externas sobre él o la conexión bien de hasta dos pantallas 4K o una 5K.

En cualquier caso y según comentan en The Verge, Intel afirma que a pesar de que las capacidades de Thunderbolt 3 sean embebidas en USB 4, ambos estándares coexistirán. ¿La diferencia? Que Thunderbolt sigue siendo una interfaz de hardware cerrada, que requiere de la certificación de Intel para su inclusión en cualquier dispositivo. Los beneficios para los fabricantes a la hora de certificarlo pueden ser inciertos, aunque Intel propone más soporte técnico y de diseño.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación