Aunque hasta ahora Tesla y coche totalmente eléctrico puedan parecer sinónimos empiezan a aparecer interesantes alternativas por parte de otros fabricantes.

Por ejemplo, el Polestar 2 de Volvo tiene una potencia de 408 caballos y 660 Nm de par, lo que le permitirá acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos. Además, se ofrecerá un “pack de rendimiento” que modificará la suspensión y añadirá frenos Brembo, llantas de 20 pulgadas y neumáticos deportivos para conseguir unas sensaciones más deportivas. El interior también puede ser personalizado, aunque lo que siempre tendremos es una pantalla de 11 pulgadas con Android Auto; al conectarse con nuestro móvil, incluso nos permitirá arrancarlo y preparar la climatización antes de que entremos en el coche.

Su precio de partida en Alemania (de momento no está contemplada su comercialización en España) es 39 000 euros, si bien durante el primer año sólo se podrá adquirir una edición de lanzamiento que costará 59 000 euros.

Está fabricado en la misma plataforma modular usada por Volvo en sus coches actuales, y eso le permite algunas ventajas; como por ejemplo, la colocación de las baterías de 78 kWh, compuestas de 27 módulos repartidos por el suelo del coche. Esto permitirá conseguir un centro de gravedad mucho más bajo; lo que se traduce en mejores sensaciones en curva y un menor consumo. Polestar promete una autonomía de más de 440 kilómetros, más que el Model 3 de Tesla.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación