Aparte de por su uso por la bruja de Blancanieves, el espejo mágico o más bien el “smart mirror” está de moda sobre todo por lo sencillo (y barato) que resulta hacerse con uno.

Por ejemplo, aquí Srivishnu Piratla, un chaval indio de 13 años, describe en detalle la construcción de uno de estos “smart mirrors” utilizando una RPi 3B y un monitor escondido trás el cristal… y todo por menos de 80 EUR!

Según el chaval en tan solo dos horas podrás tener funcionando tu nuevo espejo para sorprender a tus visitas.

Evidentemente puedes personalizar totalmente la información a representar gracias a la cantidad de módulos que hay disponibles para la plataforma Magic Mirror.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación