A pesar del fracaso de Google sacando sus gafas de realidad aumentada este tipo de productos va a tener muchas aplicaciones. Así, por ejemplo, en nuestra celebración de hace un par de semanas del XXV Aniversario de la Dirección de Ingeniería de la petrolera hasta el Director General “nos” animó a profundizar en la digitalización por ejemplo para “ver una Planta antes de construirla” a partir de los isómetricos preparados durante el proyecto.

Ahora es el ejército norteamericano el que acaba de adjudicar a Microsoft un jugoso contrato de casi 500 millones de dólares para dotar a sus soldados de las hololens.

Además de para ser utilizadas durante el entrenamiento de los nuevos soldados el contrato prevé el uso de esta tecnología en combates reales. Por ejemplo, la realidad aumentada podría servir para implementar una especie de visión nocturna en los cascos; el sistema barrería el área delante del soldado y mostraría la imagen nocturna en el visor. El pedido inicial será de 2.500 dispositivos para los dos próximos años aunque se habla de que su número podría aumentar hasta las 100.000 unidades.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación