Hasta ahora conocíamos a los chinos de DJI como fabricantes de buenos drones utilizados muy frecuentemente para hacer fotografía aerea.

Por eso tampoco es sorprendente que su nuevo producto Osmo Pocket sea una cámara compacta de mano con estabilización en tres ejes.

Es una alternativa muy interesante a los gimbales para móvil o incluso de GoPro, al integrar en un dispositivo de muy reducidas dimensiones todo lo necesario para grabar y estabilizar. Es capaz de hacer fotografías de 12 MP y videos estables de hasta 4K60p. La pantalla táctil integrada muestra una señal en vivo de la cámara y puede controlar los movimientos de la cámara y el gimbal.

Está pensado para utilizarse con el smartphone para lo cual se incluye un adaptador USB-C y uno Lightning por lo que es de suponer que la correspondiente app para descarga (y edición de vídeos, por ejemplo) será compatible Android y también iOS.

El dispositivo que estará disponible a medidados del próximo mes de diciembre tendrá un precio de unos 360 EUR.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación
A %d blogueros les gusta esto: