Hace un montón de años revisamos CardioDock2 un esfigmomanómetro, tensiómetro … aparatito del que estamos siempre colgados los hipertensos.

Por ello la búsqueda de un sistema menos voluminoso y pesado siempre ha estado en el pensamiento de los científicos. Por ejemplo, en la Universidad San Diego está trabajando en un parche capaz de medir continuamente la presión arterial central de una persona: la presión de la sangre que fluye desde la aorta, la arteria en el corazón que distribuye la sangre a todas las partes del cuerpo. Un dispositivo como ese podría facilitar mucho más el control de las enfermedades cardiovasculares y vigilar a otros órganos vitales como el hígado, los pulmones y el cerebro.

Este parche elástico de silicona funciona mediante ondas ultrasónicas que penetran en la piel y rebotan en los tejidos y en la sangre del usuario. La onda reflejada viaja de vuelta al sensor y luego a un ordenador portátil que procesa los datos de la presión arterial (por ahora el parche debe estar conectado a un portátil y también a una fuente de electricidad). Es el primer dispositivo portátil conocido hasta fecha que es capaz de tomar medidas en profundidad desde la superficie de la piel.

La investigación revela que el parche puede controlar de forma continua y precisa la tensión arterial central desde distintas partes del cuerpo, aunque su mayor eficacia se alcanza cuando se adhiere al cuello. Los investigadores también compararon el parche con otro dispositivo no invasivo y útil (pero difícil de manejar) llamado tonómetro, un sensor de presión que también se coloca sobre la piel. La diferencia entre los dos dispositivos se basa en lo que se considera el rango aceptable de error en un dispositivo de presión arterial estándar.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación