La recarga inalámbrica es una tecnología que a todos nos gustaría tener ya que es el paso siguiente a las comunicaciones inalámbricas (WiFi o BT) que llevamos disfrutando desde hace mucho tiempo.

Todavía recuerdo cuando en uno de los SIMOs que aún se celebraban en la Casa de Campo, hablábamos con un fabricante de este tipo de artilugios que nos enseñaba en su stand las primeras placas de cocina por inducción para presentar sus propuestas para la recarga de los móviles. Ahora bien si en la cocina ha triunfado esta tecnología en los móviles con tantos fabricantes no ha resultado tan fácil la homogeneización aunque ultimamente los móviles modernos y caros ya admiten tal posibilidad.

Realmente el problema de todos estos sistemas es la falta de baterías adecuadas así como su diversidad aunque siempre existe la posibilidad de “inventos” como estas fundas para iPhone 6 ó 7 que “inyectan” la energía conseguida de forma inalámbrica a través del conector estándar de dicho iPhone… y todo ello por muy poco dinero

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación