Si en los coches autónomos tiene mucho sentido el LIDAR (y más aún el 4D LIDAR) para los drones aún no está resuelto el tema y más aún para moverse por interiores y no digamos en sitios sin suficiente iluminación.

Por eso, científicos de la Universidad de Cincinnati que empezaron aplicando lógica difusa y otras formas de inteligencia artificial, ahora han cambiado al estudio de los murciélagos.

Es bien conocido que los murciélagos (entre otros animales) utilizan el sonido para localizarse y ya se sabe que hay del orden de un centenar de especies diferentes utilizando cada una de ellas distintas frecuencias para comunicarse entre sí.

Aunque no resulta sencillo “emular” el vuelo de un murciélago confían en que, primero en un rover terrestre y después en un dron lo conseguirán.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación
A %d blogueros les gusta esto: