Cuando la semana pasada tuve los problemas para instalar mi tarjeta gráfica GTX1080 en mi nuevo PC me temía lo peor. Por un momento pensé que iba a terminar guardado en la buhardilla en una caja junto a la impresora 3D que casi lleva un año a la espera de su montaje sad

Afortunadamente con el cambio de tarjeta se arregló y ya estoy disfrutando del nuevo PC cuya revisión publicaremos en los próximos días. La impresora, me temo, tendrá que seguir esperando unas semanas en su caja… aunque al final la montaré igual que hice con la estación meteorológica con un par de años de retraso.

Después de haber asistitido a la presentación de HP sobre su nueva tecnología Metal Jet empieza a interesarme más esto de la fabricación aditiva que no acababa de ver imprimiendo en plásticos.

La impresora de HP promete trabajar 50 veces más rápido que las actuales que usan láseres para sinterizar el metal, etc. La nueva máquina se basará en una técnica de fusión de polvo inspirada en la MIM (Metal Injection Molding) que además reduce los costos de fabricación de las piezas en un 50%.

La tecnología HP Metal Jet se basará en la proyección de un aglutinante y un polvo metálico, solidificado capa por capa. El aglutinante se elimina directamente en la impresora 3D, mientras que el paso de sinterización debe realizarse en un horno adecuado. La primera máquina de metal de HP tiene un volumen de impresión de 430 x 320 x 200 mm y se venderá a partir del año 2020 a un precio de unos 400.000$. El proceso empezará fabricando piezas en acero inoxidable antes de pasar a otros metales como el titanio.

Todo esto y más en la web de HP.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación