Si ayer mismo hablábamos del LifeEar para intentar suplir los “achaques” de la edad, ahora os presentamos un invento japonés que han dado en llamar DFree.

El cuerpo con la electrónica pesa 73 gramos a los que hay que añadir los 18 del sensor que mediante ultrasonidos es capaz de medir el grado de llenado de la vejiga y con ello aconsejarte que vallas al lavabo y no tengas “problemas” por contenerte demasiado. Los datos recogidos por el sensor son analizados por el correspondiente algoritmo que envía una alarma a la correspondiente “app” en el móvil … reduciéndose a la mitad el gasto en “pañales”.

Se estima un negocio en estos temas (relacionados con la ancianidad) en unos 15 trllones para el año 2050 teniendo en cuenta que se estima que en la actualidad hay unos 962 millones de personas en el mundo que sobrepasan los 60 años y cuyo número se ha doblado desde 1980 y que se volverá a doblar antes del 2020.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación
A %d blogueros les gusta esto: