Si bien en las grandes ciudades del mundo civilizado el posicionamiento está bien definido en base al nombre de su calles y la numeración de los inmuebles, en sitios más pequeños todavía se sigue utilizando dar las señas en referencia a algún establecimiento conocido y, por ejemplo, la Plaza Villareal de Puertollano todo el mundo la conoce como Plazolete Patón… por la tienda Patón que de siempre ha habido en la misma.

Siguiendo esta misma filosofía de “geolocalizar” los lugares más por nombres cortos que por coordenadas está What3Words que se ha propuesto renombrar el mundo y que pueda llegar a cualquier parte con solo recordar tres palabras.

En lugar de calles, avenidas y números, what3words ha dividido el mundo en una cuadrícula formada por cuadrados, de 3 por 3 metros, donde cada uno tiene asignado tres palabras de manera aleatoria.

En total, 57 trillones de cuadrados para renombrar el mundo.

Cada cuadrado representa una dirección de 3 palabras que se puede comunicar con rapidez, facilidad y sin ambigüedad.

Este nuevo sistema de direcciones funciona con éxito desde 2016 en Mongolia, donde gran parte de la población vive en grandes estepas sin direcciones y ahora solo necesitan tres palabras para recibir un paquete o abrir una cuenta en el banco.

También usan what3words los servicios postales de Djibouti, Costa de Marfil o Nigeria, la aplicación de Naciones Unidas para informar sobre desastres, los programas de navegación de los autos Mercedes-Benz y, desde ahora, los coches de Cabify en todos los países en los que opera.

En España, el Puerto de Algeciras ha incorporado recientemente el sistema con el objetivo de facilitar los desplazamientos a los cinco millones de pasajeros que transitan por sus instalaciones: para embarcar en el ferry a Ceuta la dirección es «tigre.apoyar.salvar».

En Sudáfrica, la asociación Gateway Health ha resuelto el problema al que se enfrentaban sus conductores que se encargan de trasladar a parturientas desde remotas zonas rurales donde no hay ningún sistema de direcciones.

Tras cinco años en marcha, la tecnología está disponible en una veintena de idiomas (en breve estará finalizada la versión en chino).

La aplicación es totalmente gratuita para los usuarios, pero es de pago para las empresas que lo utilicen.

Responder

avatar
  Suscribirse  
Notificación