La Comisión Europea ha lanzado la primera versión de Destination Earth (DestinE), un simulador impulsado por inteligencia artificial diseñado para mejorar la precisión de las predicciones climáticas. Este proyecto promete revolucionar la forma en que entendemos y reaccionamos ante los desafíos ambientales globales.

Este modelo monitorizará, simulará y predecirá la interacción entre los fenómenos naturales y las actividades humanas. DestinE tiene como objetivo crear un “gemelo digital” de la Tierra, lo que permitirá comprender mejor los efectos del cambio climático y los desastres ambientales, y facilitará una respuesta más eficaz por parte de los responsables de políticas. Además, el Centro Europeo de Predicción Meteorológica a Plazo Medio (ECMWF) es uno de los tres organismos encargados de desarrollar los primeros gemelos digitales de alta prioridad, centrados en fenómenos climáticos extremos y adaptación al cambio climático3.

Descripción del Proyecto DestinE

Este modelo, potenciado por inteligencia artificial, tiene como objetivo simular y predecir el clima de la Tierra con un detalle sin precedentes. La primera versión de DestinE incluye dos modelos principales: uno para eventos meteorológicos extremos y otro para la adaptación al cambio climático. Estos modelos permitirán monitorear, simular y predecir el clima terrestre, proporcionando información valiosa para anticipar y mitigar los efectos de los desastres naturales y otros fenómenos climáticos adversos.

La tecnología detrás de DestinE

Supercomputadoras y IA al Servicio del Clima

DestinE se basa en la potencia de las supercomputadoras europeas de alto rendimiento (EuroHPC), incluyendo el superordenador LUMI en Finlandia. La combinación de estas máquinas con la inteligencia artificial permite procesar datos a velocidades extraordinarias, mejorando significativamente la precisión de las simulaciones climáticas. La capacidad de procesamiento de LUMI, una de las supercomputadoras más potentes del mundo, es crucial para manejar la vasta cantidad de datos necesarios para el funcionamiento de DestinE.

Recolección de Datos a Gran Escala

El gemelo digital de la Tierra utiliza un inmenso lago de datos para sus predicciones y simulaciones. Esta información proviene de múltiples fuentes, incluyendo satélites del programa Copernicus de la UE, sensores IoT en tierra y vastas cantidades de datos gubernamentales. La integración de estos datos permite una visión holística del estado del clima y los cambios ambientales a nivel global.

Aplicaciones prácticas de DestinE

Predicción y Mitigación de Desastres Naturales

Una de las aplicaciones más destacadas de DestinE es su capacidad para simular cómo los eventos climáticos extremos, como olas de calor y tormentas, afectarán diferentes regiones. Por ejemplo, los usuarios podrán predecir cómo una ola de calor podría impactar la seguridad alimentaria o si una tormenta inundará una ciudad específica. Esta capacidad de simulación detallada permitirá a los gobiernos y organizaciones planificar y reaccionar de manera más efectiva ante desastres naturales.

Optimización de Recursos Energéticos

Otra aplicación clave es la optimización de la ubicación de recursos energéticos renovables. Con el gemelo digital, se pueden identificar las mejores ubicaciones para instalar parques eólicos o solares, maximizando la eficiencia y minimizando el impacto ambiental. Esta herramienta será fundamental para avanzar en la transición hacia fuentes de energía más sostenibles.

Financiamiento y futuro de DestinE

Desde su lanzamiento en 2022, la UE ha destinado más de 300 millones de euros para la creación del gemelo digital de la Tierra. La primera fase, recientemente completada, marca el inicio de la segunda fase del proyecto, cada una con un financiamiento de más de 150 millones de euros. El financiamiento para la tercera etapa dependerá del acuerdo final del programa Digital Europe 2025-2027, que aún está en proceso de elaboración.

Reflexiones adicionales

El proyecto DestinE es un testimonio del compromiso de la Unión Europea con la ciencia y la tecnología para abordar los desafíos globales. La creación de un gemelo digital de la Tierra no solo mejorará nuestra capacidad para predecir y mitigar los efectos del cambio climático, sino que también abrirá nuevas oportunidades para la investigación científica y la innovación tecnológica. A medida que DestinE evolucione, se espera que incorpore datos de océanos, ciudades y bosques, proporcionando una visión aún más completa de nuestro planeta.

La importancia de este proyecto radica en su potencial para transformar la manera en que entendemos y enfrentamos el cambio climático. Con herramientas como DestinE, no solo podemos anticipar desastres, sino también planificar un futuro más sostenible y resiliente para las generaciones venideras.

302
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x