La insulina no se presenta en forma de pastillas debido a que el sistema digestivo descompondría la píldora antes de que pudiera hacer efecto. Aunque sería más cómodo tomarla por vía oral la insulina  es débil ante la acción de los jugos gástricos en el estómago. Si se administrara vía oral, estos jugos gástricos la destruirían antes de que pudiera llegar al torrente sanguíneo.

La nanotecnología se perfila como un posible cambio de juego en el tratamiento de la diabetes, ofreciendo una alternativa novedosa a las inyecciones tradicionales de insulina. Esta innovación prometedora implica un “nanoportador” que entrega moléculas de insulina de manera precisa en el cuerpo, lo que podría revolucionar la gestión de la diabetes.

Potencial avance en el tratamiento de la diabetes

Desde su descubrimiento en 1921, la insulina ha sido un medicamento crítico para las personas con diabetes. Sin embargo, la búsqueda de desarrollar una insulina oral segura y efectiva ha representado un desafío significativo en el campo médico hasta ahora.

Esta innovadora pastilla de insulina oral, desarrollada por investigadores de la Universidad de Sídney, podría ofrecer esperanza a millones de personas en todo el mundo que buscan una alternativa a las inyecciones.

Con aproximadamente 422 millones de personas afectadas por la diabetes a nivel mundial y 75 millones que dependen de inyecciones diarias de insulina, el impacto potencial de este avance es profundo.

Tecnología a escala nano para el control de la glucosa en sangre

Diseñada para ser consumida como cualquier otra pastilla, la insulina oral ha pasado por rigurosas pruebas en diversos modelos animales, incluidos ratones, ratas y babuinos.

Si tiene éxito en los ensayos clínicos con humanos, esta innovación podría transformar la vida de innumerables personas que gestionan la diabetes.

Fabricada a partir de material a escala nano, la novedosa insulina oral es minúscula, aproximadamente 1/10.000 del ancho de un cabello humano.

Este innovador material a escala nano protege las moléculas de insulina del ácido estomacal y funciona como un “nanoportador”. Este mecanismo facilita el transporte de las moléculas de insulina a las áreas precisas del cuerpo donde más se necesitan.

De manera interesante, esta sustancia a escala nano exhibe una capacidad de respuesta fascinante a los niveles de glucosa en sangre del paciente. En niveles elevados de glucosa en sangre, indicando la necesidad de insulina para gestionar la glucosa, el recubrimiento se disuelve, facilitando la liberación de moléculas de insulina en el torrente sanguíneo.

A su vez, el recubrimiento previene la liberación de insulina durante niveles bajos de glucosa en sangre.

Este atributo distintivo tiene el potencial de mitigar el riesgo de efectos adversos asociados con las inyecciones de insulina, como la hipoglucemia, una condición caracterizada por bajos niveles de azúcar en sangre como resultado de una ingesta excesiva de insulina.

Estudios en modelos animales han demostrado resultados prometedores para la pastilla oral, mostrando un control efectivo de la glucosa en sangre sin hipoglucemia ni toxicidad.

Reflexiones adicionales

La investigación en nanotecnología ofrece una nueva esperanza en el tratamiento de enfermedades crónicas como la diabetes. La capacidad de la nanotecnología para diseñar sistemas a escala molecular abre nuevas posibilidades en medicina, mejorando la precisión y la eficacia de los tratamientos.

La próxima etapa de los ensayos clínicos con humanos marcará un hito importante en la aplicación práctica de esta innovación. Si los resultados continúan siendo positivos, la insulina oral podría convertirse en un estándar de atención para la diabetes, mejorando la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo.

217
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x