¿Qué tal si pudieras rastrear la ubicación de tu mascota perdida? ¿O monitorizar el ritmo cardíaco de tu perro después de una intervención médica? ¿O incluso seguir las tasas de respiración del ganado en una granja? Todo esto y más es posible gracias a los chips inyectables de seguimiento de actividad y salud para animales, según un nuevo estudio recientemente publicado en IEEE Sensors Journal.

Un avance tecnológico para el bienestar animal

El equipo de la Universidad Estatal de Carolina del Norte ha desarrollado un sistema de sensores inyectables que permiten monitorear en tiempo real la frecuencia cardíaca, la respiración, el movimiento y la temperatura de los animales. Este sistema, descrito como “el más avanzado y mínimamente invasivo” hasta la fecha, ofrece una solución revolucionaria para veterinarios, agricultores, investigadores de animales y propietarios de mascotas y animales de trabajo.

Diseño y funcionamiento del chip inyectable

El chip inyectable, del tamaño de un grano de arroz, incorpora varios sensores fisiológicos, circuitos de front-end, un microcontrolador con sistema de radio inalámbrico para enviar mediciones, capacidad Bluetooth de baja energía y una batería recargable. Estos sensores incluyen electrocardiografía para medir el ritmo cardíaco, una unidad de medición inercial para el seguimiento del movimiento y la respiración, y termometría para la temperatura corporal.

Innovación y versatilidad

El sistema se encapsula en epoxi biomédico y un polímero sintético biocompatible para aislarlo, lo que permite su inserción y extracción para su reutilización. Además, el chip puede enviar datos a un receptor remoto a una distancia de hasta 3 metros y su batería puede durar entre dos y tres meses antes de necesitar una recarga.

Aplicaciones y futuro

El potencial de estos chips inyectables es enorme, con aplicaciones que van desde el bienestar de las mascotas hasta la monitorización de la salud del ganado en las granjas. Además, la capacidad de predecir el éxito de los animales en ciertos trabajos o entornos podría ser invaluable para los criadores y entrenadores.

El equipo está trabajando en versiones más pequeñas del chip para facilitar la inserción y en aplicaciones especializadas para agricultura y veterinaria. Con el interés de la industria en aumento, es probable que estos chips inyectables estén disponibles en el mercado en un futuro cercano.

260
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x