Las baterías agotadas podrían pronto encontrar una segunda oportunidad gracias a una nueva inyección química. Uno de los problemas con las baterías de ion de litio es que, con el tiempo, pierden lentamente su eficacia de carga, convirtiéndose eventualmente en inútiles. Sin embargo, una nueva inyección de revitalización de baterías podría ayudar a reducir el desperdicio y hacer que reemplazar las baterías sea cosa del pasado.

El impacto en la industria de vehículos eléctricos

Este logro particular sería especialmente útil en la industria de vehículos eléctricos, donde las baterías alimentadas por ion de litio son la principal fuente de energía de los vehículos mismos. Los investigadores encontraron que la inyección, cuando se utiliza en una batería envejecida o degradada, puede restaurarla a casi plena capacidad.

La ciencia detrás de la revitalización

El uso de una inyección de revitalización de baterías en baterías degradadas puede revertir la degradación de baterías que han perdido su capacidad de retención de energía. Sin embargo, no reparará baterías dañadas estructuralmente, afirman los investigadores de los Laboratorios Centrales de I+D de Toyota.

Prometedoras conclusiones

Estudios a largo plazo de la inyección son necesarios para comprender completamente cómo se mantiene el rendimiento de la batería restaurada. Pero en este momento, los hallazgos iniciales son muy prometedores y podrían proporcionar un futuro donde el desperdicio de baterías no sea tan alto como lo es en la actualidad.

Los investigadores publicaron sus hallazgos en la revista Joule, y dicen que probaron varios métodos de recuperación diferentes, pero finalmente se decidieron por un método de inyección de revitalización de baterías basado en naftaleno de litio, que fue capaz de aumentar tanto los iones de litio cargados positivamente como los electrones cargados negativamente que se encuentran en las baterías.

Además, el experimento mostró que la inyección podría restaurar hasta el 80 por ciento de la capacidad original de la batería. En general, dicen que la capacidad revitalizada dura al menos durante 100 ciclos de descarga y recarga de las baterías. Por supuesto, será importante probar para ver cuántos ciclos proporciona la inyección.

Reflexiones finales

No se puede subestimar la importancia de este avance particular para la industria electrónica. Las baterías son una parte enorme de los residuos electrónicos, y poder revitalizar baterías muertas y degradadas podría cambiar completamente el panorama de múltiples industrias, especialmente a medida que las baterías de carga rápida se vuelven más populares en diferentes áreas.

229
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x