La accidentabilidad en personas mayores es un problema de salud importante en España. Según un estudio publicado en la revista Gerokomos, el 32% de los residentes institucionalizados sufrieron caídas en el año 2014. Los factores asociados más indicativos fueron las caídas previas, los trastornos de la marcha, el deterioro cognitivo, la polifarmacia y la incontinencia urinaria.

El Consejo Interterritorial del SNS aprobó en 2014 el documento de consenso sobre prevención de la fragilidad y caídas en la persona mayor. Desde entonces, se ha puesto el foco en la prevención de caídas en las personas mayores, especialmente en aquellas que viven en residencias.

Evidentemente este problema se repite en otros paises y, por ejemplo, se comenta que alrededor de 400 millones de personas mayores de 65 años experimentan lesiones por caídas en China. De ese número, 32,000 personas mueren cada año a causa de estas lesiones. Conscientes de que las caídas a menudo resultan en fracturas óseas, embolias pulmonares, infecciones y otros problemas, el equipo de la startup china  Suzhou Yidaibao Intelligent Technology Co se dedicó durante cinco años a intentar ayudar a reducir el problema.

El diseño y la tecnología detrás de la protección

El resultado de años de dedicación es un chaleco que protege la cabeza, los hombros, la espalda y las caderas de la persona mayor. Más allá de obtener los materiales adecuados, trabajaron en un algoritmo que predice si un movimiento brusco resultará en una caída, prometiendo desplegar los airbags en milisegundos para proteger activamente al usuario antes de que toque el suelo.

El sistema continúa siendo mejorado, ya que actuar en un tiempo tan corto presenta desafíos. La capacidad de juzgar la postura de una persona mayor en tiempo real y desinflar el airbag en 0.18 segundos son problemas clave en los que se centran. Sin embargo, la idea es revolucionaria y bien recibida. Si se perfecciona, podría llegar pronto al resto del mundo, salvando vidas y reduciendo el daño en una población ya vulnerable. Esto no solo protegería a nuestros seres queridos a corto plazo, sino también a los adultos jóvenes de hoy en el futuro.

Reflexiones finales

La iniciativa de Suzhou Yidaibao representa un paso significativo hacia un cuidado más efectivo de las personas mayores. La combinación de tecnología de airbags y algoritmos predictivos demuestra cómo la innovación puede abordar problemas cruciales de manera creativa. La posibilidad de llevar esta tecnología al ámbito global abre la puerta a un futuro más seguro y protegido para las generaciones venideras.

257
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x