En 2011, la mera mención de la empresa china de vehículos eléctricos BYD (Build Your Dreams) provocó una risa de Elon Musk durante una entrevista con Bloomberg. En ese momento, la imagen de BYD no era positiva, principalmente debido a que sus primeros coches eléctricos parecían imitaciones baratas de los vehículos de combustión interna. La calidad era deficiente, y las especificaciones y autonomía no impresionaban.

Sin embargo, una década después, en 2023, este fabricante chino no solo se ha convertido en la empresa de vehículos eléctricos más grande de su país de origen, sino que está a punto de desplazar a Tesla como el fabricante de vehículos eléctricos más popular del mundo. La ascensión meteórica de BYD ha llevado incluso a Musk a reconocer públicamente a la empresa como un competidor serio que fabrica “coches altamente competitivos”.

BYD podría superar a Tesla en fabricación de vehículos eléctricos

Una revisión de los informes de ventas más recientes y los documentos de la empresa sugiere que BYD podría enviar más vehículos eléctricos que Tesla en el primer trimestre de 2024. Este cambio podría marcar una gran diferencia en la dinámica del mercado global de vehículos eléctricos, destacando la creciente influencia de China y las marcas chinas de vehículos eléctricos en el escenario mundial.

Desafíos y oportunidades: El futuro de BYD en un mundo cambiante

A pesar de los desafíos, como la creciente tensión comercial entre China y Estados Unidos y las posibles tarifas en Europa, BYD está demostrando ser una fuerza a tener en cuenta. Su enfoque integral en la movilidad eléctrica, que abarca desde automóviles de pasajeros hasta autobuses y camiones, lo diferencia de Tesla y lo posiciona como una marca ubicua en el paisaje de la movilidad eléctrica.

 

588
Suscribirse
Notificación
1 Comment
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x