Lo primero de todo es pediros perdón por no haberos prestado toda la atención que os merecéis pero he estado “descansando” en una cama de Urgencias de la SS recuperándome de un shock anafiláctico que sufrí el día de Navidad  que no me dejaba ni ver la pantalla del móvil. Pasado el susto volvemos a lo nuestro, estar informados e intentar manteneros informados de todo lo relacionado con el mundo de la tecnología y de la SALUD, como no.

Un paso más cerca de un mundo sostenible

La lucha contra el cambio climático ha dado un paso importante con un nuevo método desarrollado por investigadores de la Universidad de Copenhague y la empresa derivada Ambient Carbon. Este innovador enfoque logra eliminar el metano, un potente gas de efecto invernadero, del aire. La técnica abre la posibilidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la cría de ganado, plantas de producción de biogás y plantas de tratamiento de aguas residuales, contribuyendo así a frenar el calentamiento global.

Detrás de la magia: Cómo funciona el sistema MEPS

El sistema, denominado “Methane Eradication Photochemical System” (MEPS), opera mediante una cámara de reacción que simula y acelera significativamente el proceso natural de degradación del metano. Dentro de esta caja metálica aparentemente simple, tiene lugar una cadena de reacciones químicas que descompone el metano, eliminando así una parte sustancial de este gas del aire.

El MEPS utiliza moléculas de cloro introducidas en la cámara de reacción junto con el gas metano. Al exponer estas moléculas a la luz ultravioleta (UV), se produce una división que genera dos átomos de cloro. Estos átomos de cloro luego roban un átomo de hidrógeno del metano, desencadenando su descomposición. El producto resultante, ácido clorhídrico, se captura y se recicla en la cámara. Este proceso logra descomponer el metano en dióxido de carbono (CO2) y monóxido de carbono (CO) más hidrógeno (H2) a una velocidad increíblemente rápida, aproximadamente 100 millones de veces más rápido que en la naturaleza.

Resultados prometedores y futuro sostenible

En el estudio científico, se ha demostrado que el MEPS puede eliminar el 58% del metano del aire. Sin embargo, los investigadores han mejorado estos resultados en el laboratorio, logrando una eficacia del 88%. Este avance representa una contribución significativa a la reducción de las emisiones de metano, un gas hasta 85 veces más potente como gas de efecto invernadero que el CO2.

El siguiente paso implica la implementación de un prototipo más grande de la cámara de reacción en un contenedor de envío de algo más de un metro cúbico. Este “limpiador de metano” podría conectarse al sistema de ventilación de establos de ganado, plantas de producción de biogás y plantas de tratamiento de aguas residuales. La versatilidad de este enfoque lo convierte en una solución viable para diversas fuentes antropogénicas de emisiones de metano.

635
Suscribirse
Notificación
3 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
XanadoX
XanadoX
3 meses antes
En respuesta a   Pharizna

Cuídate, me alegro que todo haya ido bien
La salud es lo primero y lo que todos debemos priorizar.

Felices fiestas y feliz año nuevo a todos.

3
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x