Cuando pensamos en wearables o dispositivos portátiles (“ponibles“), quizá nos imaginamos relojes inteligentes o pulseras. Pero, ¿qué opinarías sobre un par de calcetines inteligentes? No cualquier par, sino uno diseñado específicamente para ayudar a cuidadores y familiares de personas con demencia a detectar comportamientos inusuales antes de que escalen a situaciones problemáticas.

De la inspiración a la innovación

Todo comenzó con el Dr. Zeke Steer, un roboticista de la Universidad de Bristol. Tras ser testigo del deterioro conductual de su bisabuela, que padecía demencia, comprendió el desafío al que se enfrentan los cuidadores, especialmente en hogares donde no pueden estar monitoreando constantemente a los residentes. De este deseo de ofrecer una solución, nacieron los “SmartSocks“.

¿Qué tienen de especial estos calcetines?

Bueno, no son tus calcetines comunes y corrientes. Al escanear un código QR en uno de los calcetines con una aplicación móvil, los sensores integrados en el tejido comienzan a monitorear continuamente el ritmo cardíaco, los niveles de sudoración y los movimientos corporales del usuario. Esta información se envía de forma inalámbrica a un servidor en la nube donde, mediante algoritmos de aprendizaje automático, se analiza en tiempo real. Si se detectan signos de agitación, la aplicación envía una notificación al cuidador, quien puede actuar rápidamente para asistir a la persona afectada.

YouTube player

¿Por qué calcetines?

Dr. Steer quería que su wearable tuviera la forma de una prenda familiar que ya se usa regularmente. El objetivo era que los potenciales usuarios lo adoptaran sin dudarlo. Después de todo, la mayoría usamos calcetines, ¿verdad?

Más allá de la demencia

Más allá de su utilidad para monitorear a personas con demencia, los SmartSocks también podrían emplearse en el seguimiento de personas con autismo no verbal, ampliando aún más su potencial de impacto.

¿Dónde están ahora?

Lavables y duraderos, estos calcetines ya han sido probados con éxito en hogares de cuidado británicos. Actualmente, son objeto de una campaña de financiamiento colectivo en la plataforma Crowdcube. Aunque todavía no hay información sobre el precio o disponibilidad exactos, lo que sí está claro es que representan una prometedora fusión de moda y funcionalidad en el mundo de la tecnología de salud.

En resumen

En una época donde la tecnología avanza a pasos agigantados, proyectos como SmartSocks nos recuerdan que la innovación puede surgir de las necesidades más humanas y cotidianas. Al fusionar la robótica, la telemetría y la moda, el Dr. Zeke Steer y su equipo en Milbotix nos muestran un futuro donde el cuidado y la conexión no tienen límites.

360
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x