No es ciencia ficción, es el innovador trabajo del profesor Omar Yaghi, quien, con su equipo de la Universidad de California, ha descubierto formas de extraer agua del aire y combatir el cambio climático. Si piensas que ya lo habías visto todo, ¡sigue leyendo!

Allá por 2014, Yaghi observó algo peculiar en un nuevo material absorbente de agua que su laboratorio estaba desarrollando. Si bien extraer agua del aire no es algo nuevo (piensa en esas pequeñas bolitas de sílice que vienen en algunos empaques), este nuevo material, una estructura atómica llena de poros microscópicos llamada “metal-organic framework” o MOF, soltaba su agua a temperaturas mucho más bajas, algo así como la de una taza de café tibia. Esto abrió una ventana de posibilidades: ¿te imaginas extraer agua en el desierto usando simplemente la energía del sol?

YouTube player

Omar Yaghi: el mago de la química reticular

El profesor Yaghi es toda una celebridad en el mundo de la química. Su trabajo ha girado en torno a la ingeniería de cristales MOF, con poros a nivel molecular que pueden almacenar gases como el CO2 o atraer moléculas de agua. Por sus innovadoras propuestas ha sido uno de los químicos más citados del mundo y ha sido considerado para un Nobel de Química. Pero más allá de los premios, lo que le mueve es una misión: usar la química reticular para luchar contra el cambio climático y garantizar el acceso al agua potable. Para ello, ha fundado Atoco, una empresa que busca llevar estos avances a la práctica.

Independencia hídrica y lucha contra el cambio climático

Yaghi creció en Amán, Jordania, y conoce la importancia del agua. Recordando cómo tenía que recoger agua durante pocas horas a la semana, ve en los MOFs la solución para garantizar una fuente constante y autónoma de agua potable. No solo eso, sino que también ve en estos materiales la capacidad de absorber CO2, lo cual puede ser crucial para contrarrestar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Pero, ¿es oro todo lo que reluce?

Como con toda innovación, hay desafíos. Aunque las propuestas de Yaghi son alentadoras, todavía hay que demostrar su viabilidad a gran escala. La producción de materiales reticulares todavía está en una escala de laboratorio y escalarla puede presentar dificultades. Además, aunque estos materiales sean potencialmente baratos, su producción en grandes cantidades todavía es incierta. Es vital mantener una perspectiva crítica y esperar resultados concretos antes de cantar victoria.

389
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x