Hasta ahora el turismo espacial siempre había sido tema de un futuro lejano. Pero el turismo espacial suborbital – vuelos cortos con solo unos minutos de viaje espacial y gravedad cero – ya es una realidad. Y empresas como SpaceX de Elon Musk están desarrollando naves espaciales más rápido que el sector público. Con vuelos reservados y listas de pasajeros para vuelos privados alrededor de la Luna, algunos concluyen que el sexo en el espacio probablemente sucederá en la próxima década.

De la pasión al embarazo espacial

La verdadera preocupación no son las interacciones sexuales en sí, sino si conducen a la concepción humana en el espacio. Los primeros vuelos de turismo espacial orbital se esperan que duren días o semanas, por lo que solo las primeras etapas de la reproducción humana podrían suceder en el espacio.

Riesgos y responsabilidades

La industria del turismo espacial tiene riesgos comerciales de litigios, daños a la reputación y pérdida financiera si las personas conciben durante el vuelo espacial, así como problemas éticos y de derechos reproductivos. Además, existe un lado oscuro a considerar: el riesgo de agresión sexual en el espacio.

El sector del turismo espacial y otras partes relevantes deberían unirse urgentemente para discutir estos problemas y formular una estrategia para proteger a todos los involucrados. Una solución simple podría ser una combinación de asesoramiento pre-vuelo a todos los turistas espaciales sobre los riesgos de la concepción humana en el espacio. También se podrían considerar exenciones legales que absuelvan a los operadores de turismo espacial de responsabilidad si aún así ocurre la concepción humana.

352
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x