En una sorprendente hazaña, la policía de Nueva York logró identificar y detener a un traficante de drogas aparentemente por arte de magia. David Zayas, el sospechoso en cuestión, fue detenido mientras transitaba por el pequeño pueblo, al norte del estado, cuando los agentes de policía le detuvieron. Durante la inspección del vehículo de Zayas, los policías encontraron una gran cantidad de crack, un arma de fuego y más de 34.000 $ en efectivo. El detenido posteriormente se declaró culpable de un delito de tráfico de drogas.

¿Cómo supieron los agentes que Zayas estaba involucrado en el narcotráfico?

Forbes informa que las autoridades utilizaron los servicios de una empresa llamada Rekor para analizar patrones de tráfico a nivel regional, y en el transcurso de ese análisis, el programa identificó a Zayas como sospechoso.

Rekor se describe a sí misma como una plataforma de “inteligencia vial” impulsada por IA, que trabaja con departamentos de policía y otras agencias públicas en todo el país, así como con empresas privadas.

Mediante el software de Rekor, la policía de NY pudo examinar una enorme base de datos de información recopilada de carreteras regionales a través de su sistema de reconocimiento automático de matrículas, que  cuenta casi con 500 cámaras distribuidas en toda la zona y escanea rutinariamente 16 millones de vehículos a la semana, capturando datos como el número de matrícula, marca y modelo del vehículo. Al registrar y analizar las trayectorias de los vehículos mientras cruzan el estado, la policía puede utilizar el software para evaluar si ciertas rutas son sospechosas o no.

En el caso de Zayas, Rekor ayudó a la policía a evaluar la ruta que tomaba su automóvil durante varios años. El algoritmo determinó que el conductor realizaba constantes viajes entre Massachusetts y ciertas áreas del norte del estado de Nueva York, y concluyó que las rutas de Zayas eran “conocidas por ser utilizadas por traficantes de narcóticos con pernotaciones extrañamente cortas”. Como resultado, el programa consideró que la actividad de Zayas era consistente con la de un traficante de drogas.

La inteligencia artificial ha recibido mucha atención en los últimos meses debido a los acelerados cambios que está haciendo en las industrias de los medios y el software, pero se ha prestado menos atención a cómo esta nueva tecnología inevitablemente potenciará los sistemas de vigilancia existentes. Si la policía ya puede identificar a un narcotraficante con solo presionar un botón, imaginaos lo avanzada que será esta tecnología dentro de diez años. A medida que evolucionan las regulaciones, uno esperaría que los gobiernos encuentren la manera de utilizar esta tecnología de manera razonable, sin llevarnos directamente al territorio de Minority Report ¿no?.

408
Suscribirse
Notificación
2 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Oscar
Oscar
10 meses antes

La G.U. lo hace mejor. En el Euskadi cogen a uno que hable vascuence y dicen: “Sólo hay que oirle hablar para saber que es culpable”.

2
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x