Investigadores del Small Artifacts Lab (SMART LAB) en la Universidad de Maryland han estado trabajando en un pequeño robot portátil llamado Calico. Con un peso de solo 18 gramos, el robot se adhiere a un cremallera especial cosida en la parte superior de la ropa y está listo para funcionar al atravesar las prendas, lo que le permite realizar diversas tareas, como actuar como un estetoscopio para escuchar el corazón y los pulmones, y guiar en una clase de ejercicios físicos.

Uno de los mayores desafíos para Calico es la localización: el GPS, por supuesto, no es lo suficientemente preciso para determinar dónde se encuentra el robot en la ropa. Los investigadores resolvieron este problema al incrustar imanes de neodimio en la cremallera a intervalos regulares, que se pueden usar como marcadores. Con sensores incorporados, Calico puede detectar estos imanes y utilizarlos para estimar su ubicación actual, lo que le permite planificar eficazmente una ruta a través del cuerpo. Es un sistema muy efectivo, ya que el robot nunca perdió un solo marcador durante todo el ciclo de desarrollo.

El robot Calico puede llevar una carga de 20 gramos. Dependiendo de la dirección del movimiento, el robot puede alcanzar velocidades entre 115 y 227 milímetros por segundo. Gracias al diseño de bajo consumo de energía, la batería de 100 miliamperios-hora del pequeño rover durará más de 8 horas en estado de reposo o 30 minutos con movimiento continuo. La carga inalámbrica podría prolongar aún más el tiempo de funcionamiento del robot.

YouTube player

Al describir su investigación, los miembros de SMART LAB encontraron muchas aplicaciones para su dispositivo portátil. Un micrófono y un accesorio de estetoscopio permiten al robot detectar signos vitales, por ejemplo. El robot podría desplazarse a una ubicación predefinida para escuchar tus órganos, o un médico podría operarlo de forma remota en tiempo real. Y debido a que el sistema ya tiene un acelerómetro, podría utilizarse para detectar caídas.

Si quieres aprender a bailar o que te guíen en una rutina de ejercicios, el sistema puede mostrarte algunos movimientos, hacer un seguimiento de tu forma y proporcionar retroalimentación háptica sobre tu desempeño. Ampliando esa idea general a aplicaciones médicas, tu pequeño compañero podría utilizarse en rehabilitación como motivador para realizar ejercicios y como monitor de progreso.

Un asistente portátil sin pantalla hace que sea difícil brindar comentarios significativos al usuario. Para superar este problema, los investigadores idearon la físicalización de datos. Por ejemplo, el dispositivo puede mostrar tu progreso en tareas específicas convirtiendo tu brazo en una barra de progreso física. A medida que te acerques a alcanzar tus metas diarias, el dispositivo se moverá más arriba en tu brazo.

381
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x