El pasado año nos hacíamos eco de los cristales electrocrómicos para ventanas capaz de bloquear los rayos y controlar la transmisión de calor sin renunciar a esas vistas que tanto nos gustan.

Ahora y cada vez más preocupados por el tema de la máxima recuperación de anergía solar, a un grupo de científicos japoneses de la Universidad de Tohoku se les ha ocurrido trabajar en el desarrollo de una célula solar casi invisible.

El equipo explica cómo ha fabricado una célula solar capaz de alcanzar un nivel de transparencia del 79% utilizando óxido de indio y estaño (ITO) como electrodo transparente y disulfuro de tungsteno (WS2) a modo de capa fotoactiva.

De estos dos compuestos, el primero es ideal para este tipo de usos, gracias a que ofrece espacios de banda aceptables en el rango de luz visible y su mayor coeficiente de absorción por espesor. Por otra parte, la conexión entre el ITO y el WS2 se creó pulverizando ITO sobre un sustrato de cuarzo y haciendo crecer la monocapa WS2 mediante deposición química de vapor (CVD).

El porcentaje de transparencia del 79% logrado en Tohoku supone un paso más allá en la carrera por fabricar ventanas capaces de actuar como paneles solares y generar energía y que se pueden instalar en un buen número de estructuras basadas en vidrio, como ventanas, invernaderos..

103
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x