Ernő Rubik (Budapest, 1944) creó el primer prototipo del celebérrimo Cubo de Rubik en 1974. Entonces se llamaba Cubo Mágico, y no fue comercializado con el nombre que le ha llevado a la posteridad hasta 1980. Hasta ahora se han vendido casi 500 millones del cubo de «colorines».

El cubo de Rubik nació como una herramienta para la enseñanza y no como un juguete para entretener. Su autor solo buscaba una forma de demostrar el movimiento tridimensional a sus alumnos de arquitectura de la Universidad de Budapest.

Aunque el interior del cubo está hecho de plástico, sus verdaderas tripas no son más que números. La teoría más básica es sencilla: la manera estándar para resolver un cubo de Rubik es encontrar un cuadrado que esté fuera de posición y moverlo al lugar correcto, dejando el resto del cubo lo menos modificado posible. En algunas circunstancias, una sola secuencia de giros podría mover varios cuadrados a sus lugares adecuados, reduciendo el número total de movimientos.

Cuando el cubo llegó a las jugueterías en 1980, algunos matemáticos ya habían experimentado con las primeras versiones durante algunos años. Uno de ellos fue el Dr. David Singmaster, que escribió la famosa guía «Notes on Rubik’s ‘Magic Cube'», y desarrolló un método de escritura para describir los giros de las caras del cubo. Esa notación se ha convertido en el estándar, y ahora se conoce como «Notación Singmaster«.

Los tiempos de resolución más rápidos para el cubo de Rubik se redujeron constantemente a lo largo de las décadas. El récord mundial de un humano está actualmente en 3.47 segundos. La Dra. Jessica Fridrich revolucionó todo en 1997, cuando desarrolló un método para resolver el cubo de forma más rápida que nunca. La mayoría de los solucionadores de cubos más rápidos hoy en día usan alguna versión del método Fridrich.

El progreso continuó durante los años 90 y 2000. Finalmente, en junio de 2010, un equipo de cuatro científicos demostró que el número de Dios es 20. Ese sitio web, que los científicos han mantenido desde entonces, contiene el conocimiento más avanzado sobre el cubo de Rubik hasta la fecha.

Ahora bien si realmente lo que ahora mismo andas buscando es entretenerte un poco y acabar ordenando el cubo con AYUDA siempre puedes aventurarte por el HeyKube, el primer Cubo de Rubik INTELIGENTE. Con este y sin necesidad de aplicación alguna para el móvil, por ejemplo, vas siendo guiado paso a paso para mover las caras siguiendo el mejor orden para reducir al máximo el número de giros necesarios.

YouTube player
498
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x