La verdad es, aunque desde hace triempo se viene hablando del empleo de «pastillas robotizadas» que navegan por tu cuerpo para tomar imágenes, etc de un forma no invasiva, no se han popularizado demasiado.

Ahora y gracias a un grupo de investigadores itralianos que han desarrollado el PILLSID estos «robots» ingeribles podrían permitir a los pacientes con diabetes recibir una dosis de insulina sin necesidad de agujas.

El sistema consta de dor partes:

Un componente es un dispensador de insulina interno que un médico implantaría quirúrgicamente en su abdomen.

La otra es una cápsula magnética cargada con la hormona.

Cada vez que necesite volver a llenar el dispensador, toma una de las píldoras y viaja por su sistema digestivo hasta que llega al punto donde se implanta el dispositivo cerca de su intestino delgado.

Usando el poder de los imanes, el dispositivo gira la cápsula a su posición y luego la perfora con una aguja retráctil y bombea el relleno de insulina a un depósito.

Lo bueno aquí es que el dispensador se carga de forma inalámbrica, lo que limita la cantidad de intervenciones que un médico necesita para mantener el dispositivo.

Una vez que la cápsula está vacía, continúa su viaje por su sistema digestivo hasta que finalmente la expulsa.

En una prueba en la que participaron tres cerdos diabéticos (sin insultar, claro), el equipo de investigación descubrió que el sistema podía controlar con éxito sus niveles de insulina durante varias horas.

En algunos casos, encontraron que los fluidos corporales de los cerdos se filtraban al robot.

Entonces, como siguiente paso, el equipo está trabajando para sellar mejor el dispositivo.

Si bien es probable que pase algún tiempo antes de que PILLSID llegue a los hospitales, es probable que los dispositivos que atienden sus necesidades médicas desde el interior de su cuerpo se vuelvan cada vez más comunes.

104
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x