Aparte de para investigar sobre las figuras de Lissajous en las prácticas de la Carrera la última vez que utilicé un osciloscopio fue para detectar el tipo de ondas que se empleaba en la grabación de los programas del Spectrum. Así utilizando ingeniería “inversa” conseguimos, gracias a un programa escrito en ensamblador, burlar los sistemas anticopia del inolvidable ZX de Sinclair.

Desde aquellos teimpos no hemos vuelto a utilizar un osciloscopio aunque la verdad es que más de una vez hemos pensado en hacernos con uno. Ahora y gracias a la RPi, más exactamente la RPi Pico es posible fabricarte tu propio osciloscopio muy, muy barato aunque con capacidades limitadas pero más que suficiente para empezar en este mundo de la electrónica de señales.

Lo mejor de todo es que no tienes nada que programar utilizando la app Scoppy en tu smartphone o tablet Android que te servirá además como interfaz gráfica.

La aplicación tiene la mayoría de las características básicas del osciloscopio cubiertas, captura continua y de disparo único, configuraciones de disparo ajustables y una pantalla de forma de onda escalable.

66
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x