El litio es un elemento imprescindible en las actuales baterías que alimentan los vehículos eléctricos, pero se espera que la creciente demanda de litio agote las reservas terrestres para  el año 2080.

Afortunadamente en los océanos hay unas 5.000 veces más litio que la tierra … pero en concentraciones extremadamente bajas, de unas 0,2 partes por millón (ppm).

Un equipo de investigadores de la KAUST (Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá … en árabe, جامعة الملك عبد الله للعلوم و التقنية – كاوست‎) están trabajando para separarlo de los iones más grandes, como el sodio, el magnesio y el potasio y que están presentes en el agua de mar en concentraciones mucho más altas. Para ello utilizan una célula electroquímica que contiene una membrana cerámica de óxido de litio y titanio (LLTO). Su estructura cristalina contiene agujeros lo suficientemente anchos como para dejar pasar los iones de litio y bloquear los iones metálicos más grandes.

La célula está formada por tres compartimentos. El agua de mar fluye hacia una cámara de alimentación central, donde los iones de litio positivos pasan a través de la membrana LLTO a un compartimento lateral que contiene una solución tampón y un cátodo de cobre recubierto de platino y rutenio. Por su parte, los iones negativos salen de la cámara de alimentación a través de una membrana de intercambio aniónico estándar y pasan a un tercer compartimento que contiene una solución de cloruro sódico y un ánodo de platino y rutenio.

Los investigadores calculan que la célula sólo necesitaría 5 euros de electricidad para extraer 1 kilogramo de litio del agua de mar. El valor del hidrógeno y el cloro producidos por la célula compensaría con creces este coste, y el agua de mar residual también podría utilizarse en plantas desalinizadoras para obtener agua dulce.

47
0 0 votos
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x
A %d blogueros les gusta esto: