Está claro que cada día los altavoces inteligentes son más inteligentes pero lo que ha conseguido este grupo de biólogos de la Universidad de Washington es algo digno de mención.

Según lo que han publicado en la prestigiosa revista Nature han conseguido, mediante el empleo de técnicas de machine learning, que los altavoces puedan detectar un paro cardíaco y también vigilar la respiración de bebés.

El sistema genera sonidos inaudibles para el oído humano que barren toda la habitación y, basándose en la forma en que tales sonidos se reflejan regresando al el altavoz, este puede identificar los latidos individuales mediante sus micrófonos y una técnica de inteligencia artificial.

Como los latidos del corazón generan en la superficie del pecho de la persona un movimiento tan ligero, el sistema creado por estos científicos se vale del aprendizaje automático para ayudar al altavoz inteligente a identificar las señales de los latidos regulares y también las de los latidos irregulares.

Cuando los investigadores probaron este sistema en participantes sanos y en pacientes hospitalizados por problemas cardíacos, el altavoz inteligente detectó latidos que coincidían con los detectados mediante los aparatos médicos convencionales.

35
0 0 voto
Article Rating
Suscribirse
Notificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x