Cualquier aficionado a la astronomía sabe que gracias a la red internacional SDSS (Sloan Digital Sky Survey), se han hecho numerosos descubrimientos en el campo de la astronomía…. pero también tiene claro que el manejo de los telescopios que conforman la red es a menudo increiblemente lento.

YouTube player

Para que un telescopio sea capaz de observar un determinado objeto celeste, se necesite colocar a mano un millar de fibras ópticas en agujeros de una enorme placa de aluminio.

Con el método actual, se tarda un mes en seleccionar las estrellas objetivo y en diseñar, fabricar y perforar las placas de aluminio, que luego se envían al observatorio.

Después, un par de manos experimentadas necesitan 45 minutos para colocar correctamente las mil fibras.

Por otra parte en las noches de observación, se necesitan veinte minutos para cambiar las placas, durante los cuales el telescopio está inactivo.

Por ello, un equipo suizo especializado en robótica ha diseñado una gama de pequeños robots de alta precisión, capaces de posicionar fibras ópticas con una precisión de una micra, con una rapidez muy superior a la del ser humano. Los telescopios así mejorados podrán duplicar o triplicar la cantidad de estrellas que observen.

El primer conjunto de microrrobots consta de un millar de unidades y será para dos telescopios de la SDSS: el Irénée du Pont que el Instituto Carnegie tiene en el Observatorio de Las Campanas en Chile, y el telescopio que la Fundación Sloan tiene en el Observatorio de Apache Point, en Nuevo México, Estados Unidos.

Se estima que estos microrrobots estarán listos para comenzar a trabajar a mediados del segundo semestre de este año dentro del telescopio de Estados Unidos y a principios de 2022 dentro del de Chile.

234
Suscribirse
Notificación
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
¡Aquí puedes dejar tus comentarios!x